Nuevo Mercedes-Benz SLS AMG Roadster (No incluye alas)

¿Un «Alas de Gaviota» sin alas? Suena extraño, pero es una realidad. Mercedes-Benz anunció que presentará el modelo SLS AMG Roadster en el próximo Salón de Frankfurt del 13 de septiembre, lo que significa que las «gulfwings» serán reemplazadas por puertas de apertura tradicional para esta variante cabriolet, que será cubierta por una capota blanda.

Mientras que para el público es una novedad,  el modelo siempre estuvo en carpeta de la firma de la estrella alemana. Este descapotable, el segundo auto desarrollado independientemente por AMG, fue concebido paralelamente a la versión coupé del SLS AMG presentado en el Salón de Frankfurt de 2009, lo que significó un avance importante en su creación, que demoró alrededor de tres años. Será potenciado con el mismo motor V8 de 6.3 lts. capaz de exhalar 571 HP.

Los expertos de la línea deportiva de Mercedes centraron sus estudios en la rigidez de la carrocería, dinámica de conducción, el cubretecho no rígido, junto al ruido, vibración y dureza (que los alemanes llaman con las siglas NVH en inglés). Además, los objetivos estuvieron en línea con la distribución del peso, posición del motor, centro de gravedad o diseño de los ejes, aerodinámica, ergonometría, comportamiento en choques y proceso de producción, entre otros.

Fundamental fue el programa de simulación digital con el cual se creó un prototipo virtual, resultando un vehículo cuya base es el chasis de aluminio, que lo hace muy liviano y de alta rigidez. La eliminación del techo y de las puertas de apertura hacia arriba obligaron al diseño de unos marcos de puertas más robustos, que junto con lograr cumplir con las pruebas de choque, aumenta la dinámica de conducción, comportamiento comprobado en los test drives, y a los cuales correponden las fotografías, junto a soportes adicionales en el travesaño del tablero, entre la capota y estanque de combustibles, además de refuerzos detrás de los asientos para el sistema de protección antivuelcos fijo.

La Capota

Fabricada en tres capas, el techo blando del SLS AMG Roadster se esconde detrás de los asientos en forma de Z para ahorrar espacio. Combina magnesio, acero y aluminio y asegura un bajo centro de gravedad y está diseñado para aguantar velocidades mayores a la máxima de 317 km/h del modelo, velocidad que, aunque suene increíble, está limitada electrónicamente.

Sólo bastan 11 segundos para abrir o cerrar la capota presionando un botón, proceso que puede ser realizado hasta una velocidad de 50 km/h, y sobre la cual se hicieron las más extremas pruebas para comprobar su durabilidad, aislación y buen comportamiento aerodinámico relacionado con ruidos y vibraciones.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Comenta el artículo