El Alucinante Memminger Roadster 2.7

memminger-roadster-nota-01

El Beetle es uno de esos modelos que perdurará por siempre en la historia, atemporal como otros como el Honda NSX de los ´90, o la la segunda (1963-1967) y tercera generación (1968-1982) del Corvette Stingray.

Lo que ha hecho esta discreta empresa alemana especializada en transformar y rejuvenecer al adorado Escarabajo es más que aplaudible, y digno de ser expuesto en los salones automotrices más importantes del mundo. EL Memminger Roadster 2.7, estrenado hace poco menos de un mes, está construido sobre la base de uno de los “autos del pueblo” fabricados en la década de los ´70. Una grandiosa interpretación y obra de arte sobre ruedas, por donde se le mire, que contará sólo con 20 unidades. Su precio no ha sido informado.

memminger-roadster-nota-02

Tal como indica su nombre, el Memminger Roadster 2.7 cuenta con un motor de 2.7 lts. conformado por cuatro cilindros opuestos (bóxer), dispuesto en posición central. Se trata de un bloque derivado de los modelos deportivos de Volkswagen de la década de fines de los ´60 llamado Type 4, utilizado en aquellos ejemplares identificados con el número 411 y 412. El propulsor trabaja en sintonía con una transmisión manual de 5 velocidades.

Dueño de una atractiva figura, que combina de manera muy precisa la modernidad con la clásica forma del modelo, el Memminger Roadster logra 207 hp de potencia máxima, un torque peak de 247 Nm, pesando sólo 800 kgs. Así, se informa de una velocidad máxima que supera los 200 km/h.

memminger-roadster-nota-03

La estilizada figura del Memminger Roadster 2.7 se ha contorneado sobre una plataforma original del Beetle, aunque la distancia entre ejes se ha extendido hasta los 2.444 mmm, lo que también ha derivado en voladizos más cortos. Su largo sobrepasa levemente los 4 mts. (4.037 mm), con una envergadura de 1.725 mm, aunque la unidad se ve bastante más ancha, permitiendo la disposición de unas armónicas y elegantes pisaderas típicas del modelo, las que se muestran con algo más de carácter. Su altura es de 1.453 mm.

memminger-roadster-nota-04

Su frontal es armonioso, una propuesta minimalista que destaca por sutiles detalles, como la tecnología empleada en los focos, manteniendo el tradicional capó y manilla para su apertura, además del clásico parachoques y señalizadores, transmitiendo un trabajo muy de gusto. El diseño realizado en el marco del parabrisas también devela una leve intervención de la modernidad, contrastando con los espejos que siguen el mismo diseño de antaño.

Las llantas de 18″ no pueden ser más exactas, entregando robustez y carácter, las que montan neumáticos de 255/40 en el tren tractor trasero, y de 225/45 en el eje direccional delantero. Unas llantas que dejan entrever unos considerables discos de frenos ventilados de 278 mm en los delanteros, y de 262 mm en las ruedas traseras, provenientes de una de las clásicas versiones del Porsche 911.

memminger-roadster-nota-11

Los abultados pasos de ruedas se enmarcan dentro del concepto del modelo original. Los arcos sobre la carrocería, tras los asientos recuerdan al potente Porsche Boxster Spyder y esconden unas barras antivuelco, además de conducir el flujo de aire, directamente al motor, siendo el único recurso que considera para su enfriamiento.

memminger-roadster-nota-05

Su sección trasera muestra un redondeado spoiler que se conecta muy bien con la altura de los hombros del Memminger Roadster 2.7, uno de los deflectores de aire más interesantes que nos ha tocado ver.

Ya mirado desde atrás, muestra nuevamente una armónica mezcla de los elementos clásicos del modelo, como sus ovalados focos y doble salida de escape, además de la clásica tapa de motor y la inolvidable visera sobre la patente, en la que se esconden las luces que la iluminan.

memminger-roadster-nota-07

Nuevamente, un espejo retrovisor central sigue los parámetros clásicos, develando algo de modernidad, al igual que los laterales, simplemente una obra de arte lo que han hecho estos germanos basándose en el Escarabajo…qué limpieza y claridad en su trabajo.

INTERIOR

En el habitáculo del Memminger Roadster 2.7 se posan unas butacas deportivas negras contorneadas en rojo y con aplicaciones de tela escocesa, de todo nuestro gusto. Aquí, la digitalización no es para nada bienvenida, motivo por el cual el Memminger Roadster 2.7 sólo ofrece un velocímetro y cuentarrevoluciones que copia el diseño de los clásicos marcadores VDO de los “Käfher” fabricados en la misma Alemania, los que también recuerdan a los relojes de los Mercedes de los ´70.

memminger-roadster-nota-10

En la parte central del tablero se agregan otros 3 indicadores (temperatura, presión de aceite y reloj). Otro de los detalles que le entregan una prestancia racing son las barras cruzadas en color rojo, dispuestas en la parte interna de las puertas, así como también su volante deportivo, delicadeza en los detalles por donde se le mire.

memminger-roadster-nota-06

HISTORIA DE MEMMINGER

Interesante es la historia de esta pequeña firma alemana dedicada a la restauración y modificación de Escarabajos. Su mentor es Claus Memminger, un piloto profesional, quien incluso participó en Le Mans en 1983, además de contar con un taller de acero, en el cual desarrolló estructuras para los Juegos Olímpicos de Münich.

memminger-roadster-nota-08

Su relación paternal con los Beetle se inicia hace 20 años, cuando en 1998 ayuda a restaurar uno de un amigo. Los problemas comenzaron cuando se dieron cuenta que algunos paneles de la carrocería no se podían conseguir, razón por la cual comenzó a fabricarlos en su taller, iniciando casi por casualidad un negocio de nicho.

memminger-roadster-nota-09

Hoy, Memminger no solo ofrece partes para el Escarabajo; además, se dedica a la restauración, principalmente de las variantes 1302 y 1303, tanto de cabina cerrada como cabriolets. También, comercializa motores con inyección electrónica, cajas de cambio, partes de carrocería e interior.

Hoy, Claus lleva la compañía junto a su hijo Schorsch, quien es el responsable del lanzamiento del maravilloso Memminger Roadster 2.7

memminger-roadster-nota-12

You can leave a response, or trackback from your own site.

Comenta el artículo